Día a Día

La mirada puesta en 2030: ODS 4 y educación de calidad con el Reto E3

La educación es la herramienta clave para salir o esquivar situaciones complicadas. Este es el caso también de los y las jóvenes en situación de vulnerabilidad y en Exit apostamos por ello con el cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS4). 

¿Qué son los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030?🎓

El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales de 193 países definieron 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y establecieron metas a alcanzar para el año 2030 por parte de toda la población mundial: los gobiernos, la sociedad civil, los ciudadanos y también las empresas y el sector privado.

Estos objetivos globales pretenden la igualdad entre personas, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos y todas. Desde Fundación Exit apostamos ahora más que nunca por el acceso a una educación de calidad que promueva la formación continuada durante toda la vida para todos y todas (ODS4). Esto se vio gravemente afectado en 2020 a raíz de la pandemia mundial de la COVID-19 ya que casi todas las escuelas del mundo cerraron para evitar la propagación del virus dejando atrás a las personas con una situación más vulnerable. 

La Coalición Mundial para la Educación aspira a movilizar recursos e implementar soluciones innovadoras en materia de educación a distancia y a evitar un aumento significativo de las tasas de abandono escolar, entre otras metas.

¿Cómo contribuye el Reto E3 y su red de empresas a la consecución del ODS 4?

El Reto E3 es una alianza de empresas comprometidas con reducir el abandono educativo temprano y mejorar la empleabilidad de jóvenes en situación de vulnerabilidad. Apostamos por impulsar soluciones conjuntas para potenciar el talento de los y las jóvenes y contribuir a su futuro profesional. Además queremos romper barreras y darle un giro al sistema educativo español, que está claramente descompensado: el porcentaje de perfiles de grados intermedios es muy bajo y en el mundo laboral faltan perfiles técnicos con estos niveles de formación. 

Para evitar que jóvenes en situación de vulnerabilidad abandonen sus estudios, garantizarles una educación especializada y alcanzar así el ODS 4, tu empresa juega un papel clave. Formando parte del Reto E3, acompañarás y motivarás a jóvenes en situación de vulnerabilidad a través del voluntariado corporativo. En nuestros 20 años de experiencia, hemos comprobado que acercando la realidad laboral a los centros educativos y entidades sociales que trabajan con jóvenes, muchos de ellos y ellas siguen su formación.

VENTAJAS PARA TU EMPRESA EN EL RETO E3

ÚNETE

Y tú te preguntaras, ¿y cómo es importante esto para mi empresa?

Hablamos con Natalia Gómez Esteban, Responsable de Acción Social de Indra, empresa colaboradora del Reto E3.

Cuéntanos Natalia, ¿Cuál es la relación de Indra con el Reto E3? 

El objetivo de participar en el Reto E3 es estimular la participación de profesionales de Indra, a través del Voluntariado Corporativo, y orientar, acompañar y motivar a jóvenes en situación de vulnerabilidad. Más particularmente desde Acción Social, queremos aportar nuestro granito de arena en la lucha contra el abandono educativo temprano y mejorar la empleabilidad de los jóvenes, en particular de aquellos que se encuentran en riesgo de exclusión.

¿Por qué ha decidido tu empresa formar parte del Reto E3? ¿Qué os motivó a uniros a esta alianza de empresas?

Llevamos una larga trayectoria de colaboración con Fundación Exit con el proyecto Coach, y pensamos que es muy positivo participar en una iniciativa como esta en la que diferentes compañías unidas trabajasen juntas en una misión tan importante. Como compañía tecnológica, en Indra creemos en el poder del conocimiento, la innovación y la tecnología para impulsar un mundo mejor, más justo, seguro y sostenible, que no deje a nadie atrás y ofrezca oportunidades para todas las personas.

Contar con la mejor formación y con capacidad para crear nuevas soluciones que den respuesta a los retos presentes y futuros es también la mejor garantía para que los y las jóvenes puedan acceder a un empleo cualificado de calidad. Por eso, colaboramos con iniciativas como Reto E, que trabajan para mejorar su cualificación y empleabilidad.

El hecho de que uno de los objetivos del Reto E3 sea alcanzar el ODS 4, ¿fue un elemento decisivo a la hora de decidir formar parte de este compromiso?

Para nosotros era muy importante enmarcar las iniciativas dentro de los ODS, porque nos ayudan a focalizar nuestros esfuerzos en 17 objetivos que nos permitan avanzar hacia un mundo mejor, y mucho más en un tema tan importante como es la educación de calidad, que incide en el resto de objetivos de forma indirecta.

En Indra estamos comprometidos con los ODS a través del propósito de contribuir al desarrollo sostenible mediante la tecnología, pero también a través de nuestras políticas corporativas. Gracias a este compromiso hemos sido reconocidos como la segunda empresa más sostenible del mundo en nuestro sector, según el anuario de S&P, el más prestigioso en este ámbito, y seguimos trabajando para mejorar nuestro desempeño.

Desde Indra, ponéis especial foco en la orientación, ¿por qué?

Porque pensamos que podemos aportar mucho desde nuestra experiencia y trayectoria profesional, y orientar a jóvenes que estén atravesando un momento difícil, o que miren su futuro con miedo o incertidumbre. Desde ese acompañamiento, es una suerte poder disfrutar de la oportunidad de provocar un impacto positivo en sus vidas. Se han mantenido conversaciones intergeneracionales que estoy segura que han hecho crecer a ambas partes por igual. Para las personas voluntarias que participan siempre es una experiencia muy gratificante.

¿Cómo crees que ayudará o favorecerá a tu empresa en particular o al sector en general haber logrado el ODS 4 en 2030, una educación de calidad, inclusiva y equitativa y oportunidades de aprendizaje continuado? ¿O cómo crees que está impactando ya hoy en día en relación a unos años atrás?

Además de las ventajas sociales evidentes derivadas de una mejora en la educación, lograr el ODS 4 impacta directamente en el mercado del talento, bastante limitado en nuestro sector por la velocidad a la que evoluciona la tecnología, y por la escasez de vocaciones científico-matemáticas en los jóvenes. El esfuerzo en promover la diversidad, que es un motor de la innovación, y el fomento de las vocaciones STEM desde etapas tempranas, empieza a notarse, aunque queda todavía mucho trabajo por hacer.

Por ello, en Indra estamos desarrollando un programa propio de vocaciones tecnológicas, denominado Discovering STEAM, para despertar el interés, tanto en la infancia como en la juventud, por los estudios relacionados con la ciencia, la tecnología, la ingeniería, el arte y las matemáticas. Queremos mostrarles el atractivo de la tecnología, su poder para transformar el mundo y las oportunidades profesionales que ofrece.

 

Súmate al Reto E3

Por favor, rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo para explicarte cómo puede participar tu empresa en el Reto E3.

     

    Marcar la casilla si quieres recibir la newsletter de la Fundación Exit.
    Acepto el aviso legal*
    Acepto la política de privacidad*


    Referencias

    • Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos. Naciones Unidas
    • Objetivo 4: Educación de calidad. Gobierno de España
    • Objetivos de desarrollo sostenibles. Gobierno de España

    Deja un comentario