KPMG en España: Tiempo de adaptarse y superar barreras en el Proyecto Coach

Los voluntarios y voluntarias del Centro de Calidad y Eficiencia de KPMG en Zaragoza se adaptaron a las circunstancias del confinamiento y realizaron la última sesión del proyecto online

Fundación KPMG

Por quinto año consecutivo, el Centro de Calidad y Eficiencia (CCE) de KPMG en Zaragoza ha participado en el Proyecto Coach de la Fundación Exit, en el cual se hacen cinco sesiones presenciales con los jóvenes participantes en las oficinas de KPMG. En esta ocasión, cuando sólo quedaba una sesión para terminar, nos vimos sorprendidos por la implementación de las medidas establecidas en el estado de alarma en toda España.

La situación de crisis sanitaria se ha convertido en un escenario difícil a todos los niveles y para muchísimas empresas. En el caso de voluntarios y voluntarias corporativos de KPMG en España, conscientes de su compromiso con el Proyecto Coach y de las limitaciones a las que tenían que hacer frente, se adaptaron y buscaron la forma de realizar la sesión online de “proyecto personal”, la última que les quedaba, con los jóvenes a los que mentorizaban.

El proyecto ha contado sin duda con un aprendizaje añadido e inesperado que ha sido el de adaptarse a las circunstancias, sumando valor al compromiso personal. Era necesario reforzar el “dar a entender al joven que le seguíamos arropando”, comenta Oscar Maluenda Rodríguez, Senior Project Assistant. Además, los voluntarios corporativos de KPMG han destacado la actitud del alumnado que mostró su máximo interés y predisposición en colaborar y cumplir con los objetivos de la sesión.

Asimismo, Vicente Carbonell Alquézar, Manager del CCE, añade haber salido “muy enriquecido” de la experiencia ya que le ha permitido “vivir nuevas emociones y sentimientos gracias a que hemos tenido la posibilidad de salir de nuestra área de confort, poniendo todo nuestro esfuerzo en motivar a los alumnos para que puedan evolucionar tanto a nivel personal, como escolar y profesional”. Por su parte, María Ciprés, Senior Project Assistant lo califica como “una experiencia única y muy gratificante, que cada vez me deja con ganas de más”.

Sin duda las sensaciones fueron muy parecidas entre los jóvenes participantes. Y es que a pesar de las complicaciones que surgieron al final del proyecto para realizar las sesiones de manera presencial, disfrutaron mucho de la experiencia. “Es una pena que todo esto ya llegué a su fin, pero fue una bonita experiencia y la volvería a repetir una y otra vez. Agradezco a la Fundación Exit, a mis coaches y a KPMG en España por brindarnos su tiempo y esta oportunidad” destaca Andrea, estudiante y “coachee” de María y Manuel.

En la misma línea, Manuel Lucena Luque, Senior Project Assistant, destaca que a pesar de haberse tenido que adaptar rápidamente, “todos teníamos el compromiso de realizar la sesión con los jóvenes”. Además, añade: “de esta experiencia me llevo que no hay objetivos inalcanzables si pones empeño en ello”.

Aunque la situación haya sido diferente, “estamos encantados de poder participar y aportar nuestro grano de arena en este proyecto”, concluye Samuel Lamola Villanueva, Director del CCE. Los voluntarios de nuestra firma se adaptaron de forma inmediata a una situación sin precedentes y dieron ejemplo de nuestros valores respondiendo a una situación difícil actuando juntos con valentía, cuidando a las personas y mostrado vuestras fortalezas.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Fundación Exit
Right Menu Icon