Dia a Dia

Una acción, miles de impactos

Gracias a colaboraciones como la Fundación Juan Entrecanales de Azcárate, aseguramos poder llegar al colectivo joven de barrios especialmente vulnerables a través de la confianza con centros y entidades 

En los últimos meses un total de 75 profesionales de 17 empresas madrileñas participaron en la 25ª edición del Proyecto Coach de Fundación Exit en Madrid que concluyó la semana pasado con el acto celebrado en La Casa del Lector del Matadero de Madrid. En esta nueva edición del Proyecto, empresas, centros educativos y entidades sociales madrileñas han coordinado esfuerzos con el objetivo de reducir el alto porcentaje de abandono prematuro escolar en Madrid.

El Proyecto Coach es una iniciativa de voluntariado corporativo dirigida a empresas socialmente responsables que busca mejorar la integración laboral de jóvenes en situación de vulnerabilidad trabajando su orientación y motivación para que continúen su formación y mejoren sus posibilidades de empleabilidad. Mientras que por un lado el voluntariado corporativo adquiere unas técnicas que podrán aplicar en su día a día mientras ayudan a formar a los y las participantes, el colectivo joven entra en contacto con el mundo laboral, encuentran su vocación y entienden la importancia de la formación para poder acceder al mercado laboral. Se enfoca en atender especialmente a aquellas personas del colectivo joven que no son proactivos a la hora de enfrentarse a la situación de vulnerabilidad en la que viven. Para asegurarnos de llegar a estos perfiles y a aquellos barrios y zonas donde están especialmente representados,la relación de confianza desarrollada a lo largo de los años con los centros y las otras entidades que nos derivan a estos jóvenes es clave.

En primera persona

Alvaro Castellano, estudiante del IES Luís Buñuel de Alcorcón, confiesa que al empezar el Proyecto Coach no veía claro cómo iba a poder ayudarle en su sueño de convertirse en educador social ni tampoco qué podía aportarle conocer a un coach de una empresa como General Electric. No obstante, conocer a Victoria supuso para él “desmontar ideas preconcebidas” ya que ella desde el primer momento le fue clara, haciéndole saber que le escucharía y le intentaría ayudar a conseguir sus sueños diciéndole también las cosas como realmente las pensaba haciendo. “Esta experiencia después de pasar unos malos años hace que me sienta muy agradecido” dice el joven.

Por su parte, Carlos Iglesias, que estudia en el IES Francisco Tomás y Valiente con esta experiencia ha descubierto el sector de las energías renovables, “ha supuesto cambiar los planes de mi vida, aprender a escuchar y valorar la importancia de los estudios de cara a tener un buen trabajo en el futuro”, pero no solo los jóvenes aprenden, Juan Antonio Gamero Merino, voluntario de Minsait ha destacado sobre su paso por el Proyecto Coach que “fomentar las relaciones entre personas con vidas muy dispares enriquece a ambas partes. Salir de nuestro día a día y zona de confort nos ayuda a ganar perspectiva”, convirtiéndose en un gran aprendizaje y proceso de concienciación.

En este contexto y ante el complejo reto que supone el abandono escolar prematuro y el desempleo juvenil, la apuesta de empresas y entidades por soluciones conjuntas es clave. Por ello, agradecemos la implicación de la Fundación Juan Entrecanales de Azcárate como actor clave en el proceso formativo de jóvenes y su participación directa en las ediciones de Madrid y Zaragoza.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Fundación Exit
Right Menu Icon