Día a Día

Educar en el asombro

En un mundo en que el cambio es la única constante, hemos de encontrar nuevos métodos que nos permitan pasar de “enseñar qué se ha hecho desde siempre” a “preparar para resolver lo desconocido”.

Autor: Josep Aballó

El contexto

El mundo está cambiando y todo apunta a que no parará de hacerlo. El acceso a la información se ha globalizado y hemos pasado de un paradigma en el que conocer la información era sinónimo de poder; a uno en el que lo realmente diferencial es ser capaz de unir e interpretar de una forma coherente la información disponible. En este nuevo mundo, los que sepan aplicar el conocimiento para resolver problemas complejos, tendrán la llave del éxito.

La información está disponible en cualquier momento y sólo necesitas acceso a Internet durante 5 minutos para descubrir cualquier tema que seas capaz de imaginar. Por lo tanto, cada vez toman más importancia capacidades como: el trabajo multidisciplinar, la resolución de problemas o la creatividad; y “pierden importancia” otras como: la capacidad de memorizar o la estandarización.

En este contexto, el sector educativo tiene la difícil misión de lograr que nuestros jóvenes estén capacitados para ejercer trabajos que, a día de hoy, todavía no existen. Es evidente que la necesidad de adquirir conocimientos sigue existiendo, pero necesitamos mucho más:  contacto directo entre empresas, escuelas y alumnos, continuar proponiendo actividades eminentemente prácticas, fomento del trabajo multidisciplinar, etc

Los alumnos necesitan desarrollar un espíritu crítico y mantener la curiosidad para estar al tanto de los avances. El material educativo ya no se acabará en el último capítulo de un libro de texto, de hecho, no se acabará nunca. Las barreras entre disciplinas son cada vez más difíciles de diferenciar.

Fundación Exit ante el reto

Con el objetivo de participar en el cambio necesario que se debe producir en el sector educativo, desde el Proyecto eDuo de Fundació Èxit hemos iniciado este año un piloto con más de 60 alumnos de Grado Medio en los centros de l’Escola de Treball y l’Escola Mercè que incorpora la metodología Design Thinking como un elemento clave para promover la resolución de un problema tremendamente complejo: ¿Cómo reducir el abandono escolar durante el primer curso?

Para ello, hemos diseñado un itinerario de 5 sesiones de trabajo repartidas a lo largo de todo el curso educativo en las que los alumnos trabajan de forma grupal tutorizados por mentores que forman parte de empresas potencialmente empleadoras de sus perfiles.

A lo largo de dichas sesiones, se propone un viaje que se inicia en la comprensión de las necesidades de los principales afectados por el reto a resolver (ellos mismos) que se culmina con la ideación y presentación ante jurado especialista de varias soluciones para reducir el abandono escolar.

Más allá de la calidad de las soluciones diseñadas (las hay muy buenas y, sobre todo, 100% aplicables) este proceso ha dado nuevas herramientas a los alumnos para afrontar los problemas de cualquier tipología con una mirada nueva e innovadora (mapas de empatía, dinámicas de Basadur, procesos de deconstrucción, etc) y les ha permitido trabajar codo con codo con trabajadores con los que se podían sentir plenamente identificados.

Debemos de seguir trabajando y desarrollando nuevas formas de trabajo y metodologías que nos permitan preparar a nuestros jóvenes para resolver de forma natural cualquier tipo de problema.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Fundación Exit
Right Menu Icon