Día a Día

¿Cómo evitar el abandono escolar? Así lo combatimos en Fundación Exit

Los datos actuales sitúan a España como una de las regiones europeas con mayor presencia de abandono escolar prematuro. En concreto, según Miquel Puig, encabeza la lista de países con mayor presencia de jóvenes que abandonan los estudios reglados. En el acto organizado por el FemCAT el pasado 5 de noviembre, Puig situó a Cataluña entre las principales unidades territoriales europeas (NUTS2) con mayor porcentaje de abandono.

Autora: Anna Puixeu, Técnica de Proyectos en Barcelona

Muchas veces, el abandono escolar prematuro (AEP) es un fenómeno muy poco visualizado que, a la vez, permite ilustrar la existencia de fallos dentro de nuestro modelo educativo actual y también mostrar el estado del mercado de trabajo. Sus causas se suelen situar tanto dentro del propio sistema educativo (factores push) como en el exterior de este (factores pull). Ambos, pueden fomentar que los jóvenes puedan verse atraídos a abandonar el sistema educativo y no seguir formándose. Puig considera que todo esto tiene graves efectos sobre la “salud” del sistema económico, ya que existe una gran demanda de trabajadores poco cualificados (2018). Si nos centramos en los factores dentro del sistema educativo, por otra parte, se insiste en elementos como la falta de aprendizaje, el aburrimiento, la repetición de cursos y la agrupación de niveles como principales fenómenos causantes de la desmotivación y relacionados con el abandono (Tarabini, 2018).

Nuestra misión

Detrás de las cifras y los porcentajes hay muchos/as jóvenes que están esperando una oportunidad y, como decimos en la Fundación Exit, “una oportunidad lo puede cambiar todo”. Tal y como se ha tratado de evidenciar, la lucha contra el abandono escolar es un reto que implica tanto al mundo empresarial como a los centros educativos. Poder mediar y poner en contacto estas dos partes de acuerdo con sus necesidades y afrontar el reto conjuntamente es vital para poder conseguir mejorar las oportunidades a los futuros trabajadores/as, así como para poder hacer frente a las necesidades del mercado de trabajo.

En todo este proceso entra Fundación Exit, encargada de tender puentes entre empresas y centros educativos, que sirvan de intercambio, aprendizaje e implicación, para que los y las jóvenes en edad de formarse tengan las oportunidades para conocer y aprender lo que les gustaría hacer en su futuro. Todo esto, con la intención de crear dinámicas win-win, mejorando la relación de los institutos y de las empresas, ya que cuanto más cerca estén las empresas de los alumnos en los institutos, sus expectativas de trabajo se podrán materializar, aprendiendo a trabajar en el mundo real. En todo este proceso, intentamos centrar la importancia en las personas, en su aprendizaje y sus perspectivas de futuro. En un contexto de paro, abandono escolar y alta oferta formativa, se tienen que intentar proponer medidas para estimular la

riqueza del alumnado y sus ganas de aprender, evitando así que abandone el sistema educativo.

El AEP está considerablemente concentrado durante el primer año escolar e iniciativas como las que se presentan en los diferentes proyectos de la Fundación Exit – especialmente el #coachExit y #eDuoExit – pueden ayudar a revertir esta tendencia, ya que se busca orientar y acompañar al alumnado durante todas las etapas del proceso formativo y busca suplir la falta de orientación, motivación y falta de expectativas. En concreto, el recién transformado Proyecto #eDuoExit creemos que puede ayudar a revertir esta tendencia y a luchar contra el abandono escolar y en la mejora de la empleabilidad juvenil. Además, maximizar el contacto con las empresas, puede comportar que esta falta de motivación y experiencias no lleven a muchos y muchas jóvenes a renunciar.

Si quieres más información sobre el nuevo modelo del Proyecto #eDuoExit, consulta el artículo El nuevo modelo del Proyecto eDuo, en la empresa desde el primer día.

Como se ha evidenciado, el abandono escolar prematuro no solo tiene consecuencias para las empresas, sino que roba oportunidades a muchos y muchas jóvenes que están deseando formarse y encontrar profesionales que les guíen en este proceso para encontrar su proyecto de futuro. Estas oportunidades todavía son más valiosas cuando nos centramos en el caso de los/las jóvenes en situación de vulnerabilidad social. Apoderarlos a través de proyectos innovadores para que puedan retornar al sistema educativo y formarse, puede convenir en una mejora sustancial de sus condiciones sociales y, además, aportar un valor añadido a las empresas colaboradoras.

Bibliografia

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Fundación Exit
Right Menu Icon