Revolución digital: camino hacia nuevos aprendizajes

La Revolución tecnológica está marcando un antes y un después en muchos ámbitos de nuestro día a día como personas. Algunas de sus consecuencias exigen replantearnos incluso nuestro papel como futuros trabajadores y trabajadoras. Para Fundación Exit, esta revolución significa una oportunidad para formar y apostar por la formación técnica y competencial, para contribuir a desarrollar las nuevas capacidades que supuestamente se requerirán en un mercado laboral cada vez más tecnificado y digitalizado. Creemos que los y las jóvenes que participan actualmente en nuestros programas, son parte de los futuros y futuras trabajadores que tienen que contribuir en liderar esta revolución.

Autora: Anna Puixeu


Son innegables las grandes transformaciones que se han producido gracias a las nuevas tecnologías y su aplicación en cada uno de los ámbitos de nuestras sociedades. Estos cambios nos llevan a hablar de la Revolución 4.0. Está por demostrar cómo estos avances y estas innovaciones nos ponen a prueba cómo sociedad y personas, ya que el proceso de digitalización incluso está cuestionando el papel del empleo como el concepto con el qué lo hemos entendido hasta el día de hoy.

Según explicó Joan Majó el pasado viernes 8 de mayo en una conferencia sobre La tecnología y el futuro del trabajo, las nuevas tecnologías y el alce de la conectividad a escala mundial han comportando muchos cambios y progreso, en favor de la promoción de los robots, los algoritmos, sistemas de inteligencia artificial, etc. Nuestra forma de adaptarnos a estos cambios y avances, demostrará realmente nuestra capacidad para hacer frente a estas profundas transformaciones y retos a los que nos enfrentamos como sociedades digitales. Actualmente, estamos consiguiendo que las propias máquinas aprendan, pero también tenemos que aprender nosotros/as mismos/as y concienciarnos sobre cuáles van a ser los grandes replanteamientos que tengamos que hacer ya que “la nuestra sociedad no está preparada para la cantidad de cosas que pueden pasar en el ámbito tecnológico” (Majó, 2019). Según él, los robots van a sustituir a los humanos en muchos trabajos (no todos), pero a la vez, habrá funciones que tendrán que realizar conjuntamente. En consecuencia, los trabajadores y trabajadoras tendrán que estar adaptados y desarrollar nuevas capacidades.

Estas nuevas exigencias del nuevo mercado laboral requieren cada vez mayores demandas tecnológicas y desde muchos ámbitos, se ha resaltado la pretensión que van a tener en los sectores productivos los perfiles más técnicos, pero además, deberemos pensar más allá de esto y tener en cuenta que se tienen que trabajar también todas aquellas competencias como el pensamiento crítico, la creatividad, la comunicación y la resolución de problemas complejos (McKay, 2019). Como este afirma, urge modificar el modelo de educación superior originario del siglo pasado ya que actualmente hay nuevas necesidades: “Debemos conectar mejor las escuelas de educación superior y los lugares de trabajo a través de programas de aprendizaje (…)” (2019).


No cabe duda que la realidad del mercado laboral y su funcionamiento cambia, pero está en nuestras manos adaptarnos en consecuencia. De esta forma, consideramos acertado incentivar desde nuestra fundación, proyectos formativos innovadores que puedan dar salida y oportunidades a los/las jóvenes que buscan formarse para el futuro que nos espera en conjunto. La falta de titulados/as en educación secundaria postobligatoria, que caracteriza a nuestra estructura de formación del capital humano coloca a España en posición de desventaja para competir con los países de su entorno, en una sociedad cada vez más globalizada y en la que las tecnologías y la innovación se configuran como los pilares del crecimiento económico en los países más avanzados (Rahona, 2012).

En concreto, gracias a las múltiples evidencias que nos muestran la evolución que va a tener el sector tecnológico, creemos que puede ser un ámbito a promocionar para poder ofrecer posibilidades de inserción laboral. Iniciativas como nuestro nuevo modelo eDuo, en sectores estratégicos y demandados para nuestra economía, pretenden dar espacio a estas nuevas dinámicas del sector productivo y pretendemos, junto a los centros educativos con los que colaboramos y a profesionales del sector,  formar a jóvenes para que estén preparados para trabajar en un futuro que se muestra dinámico y muy cambiante. Las consecuencias de tantas innovaciones son todavía indefinibles e inconcretas, pero sí que tenemos que tomar cuanto antes consciencia de lo que puede implicar esta revolución. Además, consideramos que el Proyecto Yob puede servir también como herramienta ante esta situación ya que pretendemos formar en competencias transversales, pudiendo así garantizar la empleabilidad a través de todos nuestros proyectos formativos en los que trabajamos.

BIBLIOGRAFIA

  • Majó, J. (2019). La tecnología i el futur del treball. Patrionat d’Estudis Històrics d’Olot i Comarca, Olot
  • Mcginnis, D (2018) “What Is the Fourth Industrial Revolution?”, Salesforce blog [online] Disponible en: https://www.salesforce.com/blog/2018/12/what-is-the-fourth-industrial-revolution-4IR.html
  • McKay, D. (2019) “Se necesitan humanos: ¿por qué la automatización no acabará con su trabajo?, World Economic Forum [online] Disponible en: https://es.weforum.org/agenda/2019/01/se-necesitan-seres-humanos-por-que-la-automatizacion-no-acabara-con-su-trabajo
  • Rahona López, M. (2012) “Capital humano, abandono escolar y formación profesional de grado medio en España”, UAM, Departamento de Economía Aplicada, 67:177-194

A continuación encontrarás la información sobre cada Proyecto de Fundación Exit.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Fundación Exit
Right Menu Icon